• anunciarte con nosotros
Cowboy Bebop: un entretenido viaje espacial hacia la nostalgia

Cowboy Bebop: un entretenido viaje espacial hacia la nostalgia

Por: Wenzel Musset Lorenzo

 

Netflix quería hacer un live-action digno de un clásico cómo Cowboy Bebop, este anime de los 90 qué despertó el interés del mundo occidental en la animación asiática, sobre todo la de japón, y qué trazó el camino para otras grandes producciones, con su estilo peculiar de episodios antológicos llenos de buena música, acción, personajes magníficos y una combinación exquisitas de géneros y temáticas, Cowboy Bebop se metio en el corazon de los fans e indudablemente Netflix le hizo honor y cumplio su cometido.

 

La magistral música de Yoko Kanno y los detalles de está producción llenaron de nostalgia a los fanáticos de Bebop, en algunos episodios mejores que otros por supuesto, plasman el espíritu de la serie e hicieron algo nuevo para los fans o los qué no estaban familiarizados con la serie.

 

Las actuaciones fueron magistrales, cada actor se adueñó de su respectivo personaje pero les dieron toques nuevos, Jhon Cho ( Spike Spieguel) Daniela Pineda ( Faye Valentine ) y Mustafa Shakir ( Jet Black) tuvieron una dinamica estupenda y expandieron las interacciones del equipo,  Alex Hassel ( Vicious) y Elena Satine ( Julia) dieron una interpretación totalmente nueva sus respectivos personajes,en mi opinión la mejor actuación de la serie es la de Josh Randall cómo el villano “Pierrot Le Fou”.

 

Diría que los mejores episodios de la serie son los primeros 3 y los últimos 4, aun así la mitad de la serie tuvo sus momentos interesantes, se hicieron cambios importantes en el pasado de los personajes y algunos episodios del anime, pero sigue la línea de la trama principal.

 

La serie tiene su partes débiles, algunos diálogos y situaciones fueron mal ejecutadas, pero esto no quita la luz de un live action, digno de admirar, aun así tendrán que mejorar ese aspecto en una segunda temporada, también se debería buscar la forma de introducir aún más las naves qué son gran parte del atractivo de la serie.

 

Entre las cosas más interesantes es la posibilidad de adaptar la película Cowboy Bebop: Knockin on Heavens door”en la segunda temporada, una de mejores historias de la serie qué cronológicamente pasa entre la “sesión” 22 y 23 ( así se llaman a los episodios en Cowboy Bebop, cómo una sesión de Jazz).

 

La acción es bastante entretenida sobre todo en el episodio 8, 3 y 10, la música combinaba de manera perfecta, los cambios y la expansión en las historias de cada personaje fue adecuada y el final fue un regalo adaptando uno de los episodios favoritos por los fans y al mismo tiempo dando pinceladas para una segunda temporada, es un viaje nostálgico, entretenido y a la vez nuevo en sí misma, así es  la adaptación de Cowboy Bebop de Netflix, sin nada más qué agregar en está reseña me despido tal y cómo se despedía está inmortal serie al final de cada capítulo, digo, sesión.

 

Nos vemos Cowboy del espacio….