• varilosas
  • anunciarte con nosotros
  • ahow biz
5ta Temporada de la Casa de Papel en su Volumen 1

5ta Temporada de la Casa de Papel en su Volumen 1

Por Fraidelania Villar.

La Casa de Papel es una serie española creada por Alex Pina y producida en un principio por Atresmedia y luego por Netflix. Es una muy buena historia, con buenos personajes, pero es una serie que temporada tras temporada ha ido en declive.

La serie pudo terminar perfectamente con su segunda temporada, luego del asalto a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, o buscar motivos más sólidos para atracar el Banco de España, no sólo el secuestro de Río, porque la solución era sólo rescatarlo, sea ellos o expertos que podían perfectamente contratar.

Podían por ejemplo, descontinuar los billetes que se habían robado, que la policía estuviera a punto de atrapar a varias personas de la banda y que desistieran algunos de entrar en el Banco de España para darle un toque más real. En fin, siento que debieron poner motivos más sólidos para justificar este segundo asalto.

Si esta 5ta temporada hubiera tenido un título se pudo haber llamado: "La Casa de Papel y La Resurrección de los Muertos",
"La Casa de Papel y Los Militares que se Multiplican", "La Casa de Papel y los Militares Inmortales" o "La Casa de Papel y la embarazada superpoderosa".

En esta entrega se descuidó mucho el guion y hace un par de temporadas que la serie se convertió en un proyecto comercial.

En estos nuevos episodios vemos un contexto de guerra, inclinándose un poco al género bélico, y a mi entender fue mejor la acción. Tuvo buenos efectos especiales, buenas actuaciones y buena recreación de un atraco con intervención militar, rodeado de tiros, fuego, explosiones y una buena iluminación.

Me gustó la dirección de arte, como recrearon el banco de España, creando hasta piezas parecidas.

Me agradó en esta entrega la improvisación de la banda, elemento que le da a la historia un toque más real. No tenía sentido que en los episodios anteriores el profesor siempre tuviera un plan para todas las posibilidades, tanto así que las soluciones a cada acontecimiento ya no se veían reales.

Pero lo malo recae en la trama y en el guion. Siento que le dieron más importancia a los efectos especiales que a la conexión, veracidad y credibilidad de los hechos.

Entre las cosas inexplicables que presenta la serie está que Alicia Sierra, "una mujer embarazada", lanza al profesor encadenado al alcantarillado ¡no se le cayeran a él ni los lentes! y lo subiera ella sola hasta con tacos puestos , y que además sometiera y amarrara dos hombres más.

Me encantó el disparo que Mónica le dio a Arturo (quien debería morir, por cierto) y siento que fue el único momento donde el personaje de ella brilló. Me gustó la actuación de Arturo, tan indeseable que logra que el televidente desee su muerte, pero cómo es posible que manipule armas de alto calibre con tanta facilidad sin experiencia, sobre todo cuando su personaje es tan cobarde.

La quinta temporada además abusa del recurso del flash back, el cual muchas veces se siente como un relleno. Aparece Berlín con su hijo Rafael (un nuevo personaje caracterizado por Patrick Criado), de quien nunca se había hablado en la serie.

Berlín se reúne también con su mujer Tatiana (una pianista interpretada por Diana Gómez, protagonista de series como "Valeria"), quien toca en un recital donde Rafael realiza su primer robo.

Aunque Berlín sea un personaje muy bien caracterizado creo que debe descansar, porque no aporta tanto a la historia y me pregunto: por qué estos dos nuevos personajes nunca aparecen en el presente. La trama no deja ver cual de ellos dos está pensando en estos acontecimientos, ya que Berlín está muerto.

Otro personaje que aparece es Moscú, participación a la que tampoco le veo sentido. Se recrea también un recuerdo con Nairobi quien para mí sí aporta, ya que era amiga de Tokio y su muerte fue tan reciente que se le pudo sacar mejor partido.

Y por último Tokio piensa en su exnovio René, interpretado por el actor Miguel Ángel Silvestre, quien ha sido protagonista de la serie "Velvet" y también ha participado en series como "Sky Rojo" y "Sense 8" .

Siento que la producción pensó tanto en René que se olvidó de Rio y aunque René era el verdadero amor de Tokio, le quitaron mucha fuerza y profundidad a Rio con quien Tokio había vivido tantas cosas en las que ni siquiera pensó. Parecía como si ella nunca había estado enamorada de él, como si no hubiera arriesgado su vida y la vida de la banda por rescatarlo; razón principal por la que estaban en el Banco de España a punto de perder la vida.

Un detalle en la escena del asesinato de René, es que él mueve los ojos después de ser baleado por la policía. Quitándole por supuesto, veracidad al hecho.

También me llamó la atención, que entraron 8 militares al Banco de España. Hirieron mínimo a 1 que voló por los aires cuando Palermo utilizó el lanza cohetes; quedan 7 en perfecta condición. Tokio mató un soldado e hirió a otro con la granada; quedan 5. Ella le disparó por los pies a 2, quedan 3, pero se desplazaron 5 hacia ella como si no tenían nada.

Entre los hechos que no entendí están: la forma tan ingenua como escapa Marsella al descender del helicóptero y como Manila, Denver y Tokio descienden del techo por el agujero, en vez de tirar granadas y pedirle a los demás que se alejen para matar a los militares.

Para mí el personaje de Manila fue el que menos aportó a la banda. Su participación en el proyecto se ve como una cuota social por cumplir con la inclusión y la supuesta igualdad de género. En esta quinta temporada sólo se mostró su preferencia sexual y no lo que aporta como persona y como personaje al atraco y a la historia, como hacen con Palermo y con Helsinki. Su preferencia sexual no debió estar por encima de su persona. Se debió mostrar su esensia, su carácter, sus valores, su aporte y empatia con la banda, además del aspecto sexual.

Básicamente este volumen 1 termina como la 4ta temporada, con la muerte de uno de sus mejores personajes, lo que a mi entender no le aporta algo distinto a la trama. Juegan de nuevo con sufrimiento del espectador por la muerte de uno de sus personajes, en esta ocasión de Tokio, y me habría gustado ver algo distinto.

Lo primero es que Denver pudo montarse a Tokio en los hombros y bajarla por el lavaplatos. Pero en fin, esa fue la justificación que le dieron a su muerte. Otra cosa muy importante es que Tokio narra los primeros episodios y no hay una explicación o cierre de esa narración, no se muestra contándole la historia a alguien y simplemente muere.

Lo bueno de la muerte de Tokio es que salvó a su banda asesinando a los militares. Y hay que destacar como siempre, la buena actuación de Gandía.

La quinta temporada también muestra acciones repetidas como filtrar micrófonos, sublevarse un grupo de reenes y amenazar con difundir informaciones a la prensa para extorsionar a la policía.

Me habría gustado ver algo distinto: quizás que murieran dos de la banda en fuego cruzado, que se rindieran cuando salieron a negociar con Tamayo, que le sacaran un buen partido a la mente calculadora y malvada de Sierra, y no durarán tanto en el parto.

Al final descontinuaron demasiado el personaje del Profesor, cómo si quisieran darle más protagonismo a Lisboa, algo que veo sin sentido. Para que un personaje femenino brille no se debe opacar a un personaje masculino.